Por Camilo Tapia Flores. Ph: Parentodo

En el último año hemos leído y escuchado bastante sobre la Profilaxis Pre-Exposición o más conocido como PrEP. Están a favor o en contra, la ciencia ha demostrado la eficacia de este tratamiento como método de prevención del virus del VIH/SIDA, sumándose a las estrategias de prevención combinada ya sugeridas por normas internacionales como la OMS y ONUSIDA.

En Agosto del año pasado se implementó un programa de entrega de PrEP en 9 hospitales a nivel nacional- Hospital de Antofagasta, Hospital Padre Hurtado, Hospital El Carmen, Hospital Barros Luco, Hospital San José, Hospital San Juan de Dios, CRS Cordillera Oriente, Hospital de Temuco y Hospital de Puerto Montt- Todos estos centros fueron voluntarios para implementar este “plan piloto”. Desde Agosto se abrieron 5000 cupos sin embargo, solamente cerca de 220 personas usan este tratamiento en todo el país. 

Conversé con Carlos Faras sobre la PrEP y su realidad en Chile. A través de su plataforma “Chile PrEPárate” @chileprep realiza activismo enfocado en la prevención del VIH, como también, es un espacio informativo sobre evidencia científica en torno al PrEP. Además, recientemente lanzó una guía práctica para el acceso de esta pastilla tanto si tu previsión es Fonasa o Isapre.

Su trabajo se ha enfocado en incorporar este método de prevención en espacios altamente sexualizados como fiestas electrónicas gays, además ha llevado la discusión a instancias académicas y científicas. Ha sido una de las voces que nos han hecho cuestionarnos sobre realidades que están a nuestro alrededor, como por ejemplo, que a muchos hombres les gusta culiar sin condón o que las orgías y el chemsex está a la vuelta de la esquina.

ph: Archivo personal Carlos Faras

¿Cómo nace la creación de esta plataforma?

“Plataforma ChilePrEP” nace ante el hecho de que existía un fuerte déficit en el país hace unos años en Nuevas Estrategias en Prevención en Salud Sexual. Tanto la red clínica, como la sociedad civil organizada, así como la población en general, desconocía métodos biomédicos con enfoque de derechos en materia de prevención del VIH, en particular había un alto desconocimiento sobre  métodos que fueran más allá de las estrategias de modificación de la conducta a través de los profilácticos de barrera como el condón. En último término no se estaba aplicando por ninguna parte las estrategias mixtas o combinadas de prevención, que incluyen variados métodos científicamente probados por la epidemiología clínica y que van más allá del tradicional condón de pene.

Plataforma ChilePrEP posee las siguientes orientaciones técnicas: 1) Profilaxis Post-Exposición, la pastilla de emergencia que previene el VIH; 2) Profilaxis Pre-Exposición, PrEP la pastilla que te mantiene VIH negativo; 3) Tratamiento como Prevención o Indetectable=Intransmisible; 4) Reducción de Riesgos en Salud Sexual; 4) Enfoque de Derechos para la red clínica en Salud Sexual. Si a lo anterior le sumas condón tienes la estrategia mixta o combinada de prevención.

El objeto de Plataforma ChilePrEP es la entrega del más alto nivel de información científica actualizada sobre Salud Sexual a la comunidad. Es ser un nexo entre los avances científicos más de punta a nivel internacional y las comunidades sociales, siempre aplicando el enfoque de derechos. PrEP e Indetectable=Intransmisible son estrategias que fomentamos bastante, en particular por sus incidencias conjuntas en bajar las ahora tan conocidas “curvas” epidemiológicas en VIH, que no son más que el pronóstico bioestadístico de como caería la incidencia anual por VIH si aplicamos esas estrategias.

¿Cuál crees que es la visión que se tiene sobre la PrEP en nuestro país?

Cuando empecé a trabajar en este tema en Chile, hace unos años atrás, PrEP era algo totalmente desconocido, era realmente como hablar en otro idioma. Las personas no entendían lo que yo les decía, les parecía demasiado sorprendente que existieran maneras alternativas de prevenir el VIH que no fueran tan solo con el tradicional condón. Sin embargo, luego de cruzar la barrera del conocimiento, tuve que empezar a cruzar la barrera del prejuicio social, que se hace presente a través del estigma y la discriminación. Como persona VIH+ durante años he tenido que hacer muchas cosas solo para hacer que se te trate con dignidad, creo eso lo comparte cualquiera que viva con esta enfermedad, los mayores síntomas son siempre los sociales y culturales. Si bien yo no uso PrEP, porque PrEP es solo para personas VIH negativas y yo soy VIH+, defiendo esta estrategia en salud porque me convencí científicamente de que era la estrategia acertada de aplicar, por su alto nivel de eficacia en bajar las curvas de infecciones. Fue al fin y al cabo la ciencia quien me convenció, así como también el enfoque de derechos.

Como científico social, el estigma y la discriminación que he sufrido por defender esta estrategia en salud me llevó a investigar la innumerable literatura cualitativa (que en EEUU se investiga mucho), en relación a los aspectos socioculturales y en particular el estigma y la discriminación como barreras en el acceso a la estrategia PrEP. Es importante que pongamos atención en estos elementos, porque creo hasta ahora ha habido compromisos excesivamente laxos con la estrategia PrEP, tanto desde la política pública, del resto de la sociedad civil organizada e incluso del mundo científico en Chile.

ph: Jo del Villar

¿Crees que existe un discurso moral frente al PrEP en algunos sectores de nuestra comunidad?

En Estados Unidos, donde se invierte mucha plata haciendo investigaciones de toda índole, se han investigado por cierto los aspectos morales en la implementación de la estrategia PrEP, específicamente en cómo en particular el estigma y la discriminación, son una barrera real en el acceso. El usuario de PrEP es estigmatizado, es discriminado, es asociado a etiquetas, estigmas y tratos in-equitativos, lo peor de la sociedad se hace presente en el trato clínico, pero también en las comunidades y la sociedad en su conjunto. El nuevo fetiche de la salud sexual es ahora el usuario de PrEP, este que no usa condón o tiene un uso infrecuente, que al final es la mayoría de la población en Chile, pero que por conservadurismo nos hemos negado permanentemente a reconocer y a darles una oportunidad sanitaria, que responda no a meras creencias superficiales de la realidad, sino que a lo último de la investigación científica comparada y que siempre incluya el enfoque de derechos en función de las recomendaciones internacionales.

Tratando de entender la forma de entrega y distribución del PrEP en el actual sistema público de salud ¿Existe algún plan o protocolo emitido por el MINSAL para todos los centros que hacen entrega de PrEP?

Sí, existe un protocolo que son las Orientaciones Técnicas del MINSAL respecto a la estrategia PrEP en el sistema público, que para todos los efectos debería ser considerada LA guía clínica referente a nivel nacional en estas materias. Aunque las guías clínicas internacionales de la CDC de los Estados Unidos, la OMS y ONUSIDA en general están mucho mejor elaboradas, son mucho más rigurosas con los aspectos científicos y el enfoque psicosocial y siempre abordan perspectivas de derechos.

Si es que lo existiera o no ¿Cómo evalúas la forma en que el actual Ministerio de Salud implementó la entrega del PrEP?

Bastante mal la verdad. Mi impresión es que aquí no ha habido una real intención de fomentar esto como una política pública fundamental para reducir la incidencia del VIH. Imagínate que se esperaban 5000 usuarios al cabo de un año, van en la actualidad en 220, muy lejos de la meta. El Gobierno que para estas cosas es muy inteligentonto, gastará millones de pesos en campañas comunicacionales sobre la PrEP con la complicidad quizás de parte de la sociedad civil, creyendo ingenuamente que con eso resolverán la escasa cantidad de usuarios en el sistema. El problema no está en la publicidad de esta estrategia, sino que en la capacidad de la red clínica para implementarla, la política pública está hecha para el papel y no para la realidad cotidiana del sistema público de salud. Imagina que el Hospital Cordillera no tiene Infectólogo hace meses y por tanto no se está entregando PrEP y suma y sigue, nunca podrás implementar esta estrategia preventiva de manera correcta sino robusteces la red clínica, porque al fin y al cabo es la gracia de la PrEP, que es más que una pastilla, es la posibilidad de las personas VIH negativas y que están el alto riesgo, de conectarse con la red clínica para el testeo y el tratamiento frecuente.

Y no nos olvidemos del sistema privado, que es otra cosa, cada ISAPRE hace lo que quiere, no existen programas, no les importa en verdad, a pesar de que incluso costo/beneficio es mejor PrEP en personas VIH- que TARV en una persona VIH+, que uno podría considerar un argumento de estas entidades para implementar la estrategia. Los usuarios de ISAPRES están un poco a la deriva y tienen muchas dificultades, no existen protocolos, los médicos no están capacitados y los costos son tremendos.

ph: Alexa Polanco

¿Por qué nace la necesidad de crear una guía informativa como PrEPárate?

Creamos una breve guía sobre “Cómo acceder a tu PrEP en Chile si tienes ISAPRE o FONASA”, tratando de responder de manera más genérica a una de las preguntas más comunes de los usuarios de la Plataforma, que justamente tiene que ver con su acceso. Al principio responder la pregunta sobre el acceso era muy persona a persona, dependía de variables como tu previsión de salud y las garantías que te aseguraba tu plan, las que en general son bastantes individuales en Chile dado que no contamos con Salud Sexual Universal.

Ahora bien, puede existir desde nuestra experiencia una orientación general sobre su acceso muy a la par de como lo han hecho las organizaciones sociales que trabajan con la PrEP a nivel internacional. Allí identificamos que la mayoría de los usuarios tiene ISAPRE o FONASA, entonces se van repitiendo respuestas, esto facilita el trabajo y la comunicación con la comunidad. Tener una respuesta estándar ante esta pregunta sobre el acceso. Estamos por cierto en marcha blanca, ahora tenemos que incluir a aquellas personas sin previsión, quizás también orientar más técnicamente sobre cuestiones como la importancia que en la receta medica esté estipulado siempre el principio activo o la denominación común internacional (DCM), por sobre la marca o nombre de fantasía, de modo que los usuarios accedan al bioequivalente. 

¿Qué tipos de consultas le están llegando a su página web?

En términos generales por cierto las consultas son orientadas principalmente a la PrEP y su acceso, tratamiento, formas de uso, efectos adversos, aspectos sociales, efectividad, etc. y por cierto la relación con otras estratégicas que promovemos y educamos que están inscritas en nuestras orientaciones técnicas y que básicamente son estrategias biomédicas con enfoque de derechos. Quizás pronto tengamos que redactar una guía sobre “como acceder al post de emergencia”, que es la triterapia que se usa como tratamiento de emergencia para prevenir el VIH y que en Chile no está protocolizado en su acceso universal, ni en el sistema público, ni en el privado. Nos llegan muchas consultas de personas en situaciones de emergencia en la que los usuarios necesitan acceder a este tratamiento, y nos cuesta mucho orientar a la población en modos de acceso cuando todo el sistema lo tienes en contra, considerando que hay nula voluntad política, académica y de las organizaciones que trabajan en VIH en promover esta política. 

Puedes revisar AQUÍ la guía para acceder a tu PrEP en Chile, elaborada por @Chileprep.