Es posible eyacular al ser penetrado analmente, sin estimular el pene. Hay personas incluso que afirman haber sentido tanta satisfacción al recibir annilingus o beso negro, que eyacularon en el acto.

La estimulación del ano, el recto, la dilatación de los esfínteres, y en especial, la frotación de la próstata -el popularmente llamado “punto G” del hombre- puede brindar una acumulación de placer tan grande que puede hacer experimentar múltiples orgasmos a la persona que recibe.

Estos orgasmos no necesariamente implican una eyaculación (“orgasmos secos”), así que pueden darse de manera múltiple en el hombre similarmente a como ocurre con los orgasmos femeninos.

ph: Jo del Brillar

Sin embargo, no siempre la penetración anal -sea de un pene, un dildo o las manos- es fácil llegar al orgasmo. Muchas veces es necesario masturbarse, lo que puede ser frustrante. También existen ciertas predisposiciones genéticas y nerviosas que pueden dificultar esta práctica sexual.

Una buena idea es probar una serie de ejercicios para fortalecer la pelvis, lo que ayuda a potenciar el placer sexual en la penetración: los ejercicios Kegel ayudan a controlar la respiración y contracción muscular, con enfoque en el músculo pubocoxígeo.

La próstata es otro factor en la eyaculación pasiva. Encontrar este órgano glandular, masajearlo y estimularlo es esencial. Si se trata de una masturbación anal se puede controlar esa frotación, en caso de ser penetrado por otra persona también existen ciertas consideraciones. No solo el tamaño del pene es importante, también lo es la forma, los movimientos y el ritmo influyen en gran medida en alcanzar el orgasmo.

ph: Jo del Brillar

Como siempre en el sexo y en la vida, la mente juega un papel relevante. Un estado psicológico de tranquilidad y confianza ayuda a manejar la excitación de mejor manera, relajando los esfínteres, cuestión fundamental ya que estos son tanto voluntarios como involuntarios.

Sea o no con eyaculación, la experiencia de tener un orgasmo anal es magnífica. No hay que olvidar que el sexo es goce y diversión, no existen fórmulas infalibles, sino sólo épicas exploraciones y descubrimientos en torno a tu cuerpo y el placer. Como en muchas otras cosas el camino es tan interesante como el final en la práctica sexual de la eyaculación pasiva.

Federico Andonaegui para scorpioissues.com